Recursos esenciales en el cuidado de la piel de tu bebé

Inicio/Momentos/Ideas momentos con tu bebé/Recursos esenciales en el cuidado de la piel de tu bebé

El cuidado de la piel de tu bebé es esencial para que siga siendo tersa, brillante y muy saludable.

¿Por qué es importante el cuidado de la piel de tu bebé?

Recuerda que tu bebé debe cuidarse con delicadeza de pies a cabeza y esto incluye su piel, especialmente durante los primeros 3 o 4 años, hasta que se vuelve más resistente contra agentes externos.

Durante los primeros años de vida, la piel del bebé es muy delicada, porque:

  • Su grosor es un 30 % menor que el de la piel adulta.
  • Tiene pH neutro, por lo que debe ser cuidada con productos de aseo que tengan ese mismo pH.
  • Aún no produce suficiente melanina que le ayude a protegerse del sol.
  • Posee pocos mecanismos para controlar la temperatura, ya que las glándulas que le permiten sudar están en desarrollo.
  • Se deshidrata con facilidad.
  • No está bien desarrollada su capa protectora, es decir, la capa externa de la piel a la cual se conoce como epidermis.

3 cuidados esenciales de la piel de tu hijo o hijas

1. Regula la temperatura del baño

El recién nacido(a) y el lactante, o la lactante, tienen dificultad para mantener la temperatura corporal. Debido a esto, hay que ser cuidadosos al darles un baño. Además, es importante mantener la temperatura del agua alrededor de 25°C (tibia).

Cuando el agua está más fría, tu niño o niña puede sufrir hipotermia y si está muy caliente, su piel puede quemarse.

Luego del año de vida, puedes seguir bañando a tu bebé con agua templada o con agua fría. Procura nunca usar agua caliente por encima de 30°C porque esta temperatura provoca deshidratación de la piel; la vuelve más quebradiza y propensa a infecciones y alergias.

Después del baño, secar dando pequeños toques con la toalla es esencial en el cuidado de la piel de tu bebé, ya que mantener los pliegues y el área del pañal de tu hijo o hija seca ayuda a prevenir la pañalitis y el sarpullido.

2. Aplica continuamente bloqueador solar

Todos los días debes aplicarle bloqueador solar para prevenir quemaduras solares, especialmente si van a salir de casa.

Lo más recomendable para el cuidado de la piel de tu hijo o hija es usar un bloqueador especial para su edad, ya que estos tienen un factor de protección alto: FPS 50 o mayor. También debes verificar que sean hipoalergénicos y no irritantes.

Recuerda aplicar bloqueador solar 2 veces al día si paseas por la ciudad o vas a un parque, y cada 4 horas si están en playas o ríos. Además, viste a tu pequeño  o pequeña con gorros y ropa que le protejan del sol. ¹

3. Usa cremas, lociones y jabones especiales para niños o niñas

Para el cuidado de la piel de tu bebé, asegúrate de usar productos adecuados para las características de su delicada piel. Esto incluye jabones, champús, cremas, lociones y aceites.

Es un error aplicarle a tu bebé los productos que tú usas en el cuidado diario de tu piel, ya que estos pueden causarle alergias o irritación. Tampoco es recomendable aplicar las recetas caseras que encuentras en internet, sino buscar productos confiables, prefiriendo los que son dermatológicamente comprobados. ²

Con estos tres cuidados diarios, podrás mantener la piel de tu hijo o hija saludable. Y por supuesto, ante cualquier lesión que se presente, debes acudir al dermatólogo.

Referencias

¹  OMS. 2015 . ¿Qué medidas sencillas pueden tomarse para protegerse del sol? Recuperado de: https://www.who.int/features/qa/40/es/

² Abizanda, S. S., Bautista, C. R., & Llop, F. M. 2009. Recién nacido: cuidado de la piel. Recuperado de https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/recien_nacido.pdf