ABC del bebé: una guía de aseo para los primeros meses

Inicio/Momentos/Ideas momentos con tu bebé/ABC del bebé: una guía de aseo para los primeros meses

Como mamá, quieres saber todo sobre tu bebé y ya que los primeros días son los más difíciles, te traemos el ABC del bebé; una guía para que cuides su aseo, salud y bienestar cuando acaba de nacer, ¡sigue leyendo y descúbrela!.

El ABC del bebé: para niños y niñas que acaban de nacer

Ten en cuenta los siguientes tips de aseo:

El momento del baño: paso a paso

El ABC del bebé recién nacido o nacida incluye que nunca debes dejarles solos, mucho menos al momento del baño.

Recuerda que el primer baño lo haces después de la caída del cordón umbilical y es recomendable que tengas todos los elementos que necesitas a la mano.

Para bañar a tu bebé, los expertos recomiendan lo siguiente:¹

  • Revisa la temperatura correcta del agua; asegúrate que esté entre 36,5 y 37°C.
  • Sostén a tu bebé con firmeza. El jabón que uses debe ser especial para recién nacidos o nacidas y no lo debes aplicar en el rostro.
  • Recuerda que secar bien a tu bebé es muy importante para cuidar la salud de su piel; hazlo con delicadeza pero asegurándote de secarle por completo.

Busca que los baños sean cortos para evitar que se enfríe el agua.

El baño sin agua para distintas ocasiones

Si necesitas limpiar a tu bebé porque se untó de comida durante el día, porque está muy sudado(a) o por alguna otra causa, puedes hacer un baño con toallitas húmedas libres de alcohol. El procedimiento es el siguiente:

  • Usa una toallita húmeda libre de alcohol para cada parte del cuerpo, empezando por las externas: cabeza, manos y pies.
  • Sigue con las piernas, brazos y torso, recordando que para cada parte del cuerpo se debe usar una toallita distinta.
  • Termina con las partes íntimas, limpiando de adelante y hacia atrás, haciendo también un cambio de pañal.
  • Como tendrás que usar bastantes toallitas, puedes aprovechar aquellas que tengan practi corte: divídelas en dos para repasar la limpieza de cada una de las partes del cuerpo.

ABC del bebé: limpiar la colita

A las primeras heces del bebé se les llama meconio y este es más intenso, por lo que deberás hacer una muy buena limpieza. Puedes usar una toallita húmeda libre de alcohol para eliminar los restos que ensucian la piel de tu bebé. ²

El primer cambio del pañal es igual a los posteriores: limpiando suavemente las partes íntimas de tu bebé, de delante a atrás.

Las toallitas húmedas con practi corte serán muy útiles para limpiar a tu bebé, ya que puedes hacer la primera pasada con una toallita entera y luego dividir otra en dos para repasar la limpieza. Cada vez que hagas una pasada, deberás desechar la toallita.

Para finalizar, una capa fina de crema para la colita te ayuda a proteger la piel de tu bebé de irritaciones.

Limpieza y curación del cordón umbilical 

El cuidado del cordón umbilical es similar al de cualquier herida abierta. Para su limpieza, ten en cuenta lo siguiente.³

  • Lávate las manos con agua y jabón antes de curar el cordón umbilical del pequeño o pequeña para evitar contaminar la herida.
  • Mezcla una pequeña cantidad de jabón neutro con agua tibia y limpia con cuidado de no arañar o presionar demasiado la herida.
  • Seca la zona con cuidado y asegúrate que no queden rastros de humedad.

Evita tapar el ombligo con el pañal u otros materiales y recuerda hacerle  seguimiento con ayuda de tu pediatra, para asegurar que sane de manera correcta.

¿Se deben cortar las uñas del bebé recién nacido o nacida?

Aunque las uñas de los bebés son muy blandas al nacer, puedes cortarlas cuando sobresalen demasiado del borde del dedo, ya que puede causar que tu niño o niña se arañe la cara.

Para cortarle las uñas, elige un momento en que tu bebé esté relajado(a); puedes hacerlo después del baño o mientras duerme, aunque debes tener cuidado, ya que se puede despertar y hacer movimientos bruscos.

Puedes usar unas tijeras pequeñas, o un cortaúñas especial para bebés. Lo ideal es que la uña quede solo un poco por encima del borde de la piel y que no siga la línea redondeada del dedo. Al finalizar, puedes pasarle una gasa para revisar que ninguna parte se adhiera a la uña. ⁴

Limpiando la boca en recién nacidos o nacidas

 Cuando tu bebé acaba de nacer todavía no tiene dientes, pero puedes limpiar su boca  con gasa húmeda, limpiando sus encías y lengua con suavidad.

No uses con crema dental, será suficiente con usar agua limpia o destilada.

La limpieza del oído de tu bebé

La limpieza del oído de tu bebé solo debe ser en la parte externa y sin usar hisopos.

Si tu bebé disfruta la hora del baño, entonces puedes aprovechar este momento para hacer la limpieza de los oídos, evitando que le entre agua.

Limpiar la nariz de tu bebé

Limpiar la nariz de tu bebé es algo que puede que tengas que hacer varias veces al día; como esta es muy pequeña y delicada, lo más recomendable es que lo hagas con mucha delicadeza, usando un pañito húmedo libre de alcohol.

Limpia la nariz de tu bebé retirando mocos o restos de leche que puedan quedar tras las comidas; un tip para que sea más sencillo es que lo hagas después de la ducha. ⁵

ABC del bebé: el aseo a la hora del juego

Es importante que juegues con tu bebé recién nacido o nacida, usando juguetes adecuados para su edad.

Seguramente se llevará los juguetes a la boca, por lo que un tip de aseo para cuidar a tu pequeño de bacterias o virus es que limpies los juguetes antes y después de cada uso. Esta limpieza también deberás hacerla con los elementos que sepas que tu bebé se lleva a la boca, como sus juguetes y sus propias manos.

Las toallitas húmedas libres de alcohol serán grandes aliadas al momento del juego, más aun cuando tienen practi corte, de manera que los puedes dividir en dos, para que te rindan mucho más.

Tu limpieza personal para el manejo de tu bebé

Recuerda lo siguiente:

  • En general y más en los días después del nacimiento, es importante que te laves las manos de manera frecuente; puedes intercalar limpiándolas con toallitas libres de alcohol de bebé.
  • Evita el uso de geles antibacteriales ya que son fuertes, por lo que tampoco debes aplicarlos a tu bebé.
  • También es importante que te cortes las uñas y las limes, pueden ser un poco redondeadas para evitar rasguños accidentales.

Ahora que conoces el ABC del bebé para cuidar su aseo cuando acaba de nacer, solo falta que sigas estos tips y acudas a tu especialista en caso de tener dudas.

Referencias 

¹ García, L. (2018). 20 errores con el baño del recién nacido que debes evitar. Guíainfantil.com. Recuperado de https://www.guiainfantil.com/salud/higiene/20-errores-con-el-bano-del-recien-nacido-que-debes-evitar/

² Paris, E. (2019). Cuidados del recién nacido: cambiar el pañal. Bebés y más. Recuperado de https://www.bebesymas.com/recien-nacido/cuidados-del-recien-nacido-cambiar-el-panal

³ Delgado, J. (2019). Cuidados del cordón umbilical. En familia AEP. Recuperado de https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/cuidados-cordon-umbilical

⁴ Delgado, J. (2017). ¿Cuándo y cómo cortar las uñas al bebé recién nacido? Etapa infantil. Recuperado de https://www.etapainfantil.com/cuando-cortar-unas-bebe-recien-nacido

⁵ Bastida, A. (2020). Cuidados del recién nacido: cómo limpiar la nariz del bebé. Bebés y más. Recuperado de https://www.bebesymas.com/recien-nacido/cuidados-recien-nacido-como-limpiar-nariz-bebe