Tu bebé huele rico y tiene una piel sana con estos cuidados del recién nacido(a)

Inicio/Momentos/Ideas momentos con tu bebé/Tu bebé huele rico y tiene una piel sana con estos cuidados del recién nacido(a)

Estos tips sobre los cuidados del recién nacido o nacida son perfectos cuando lo que quieres es que tu bebé tenga una piel sana y que huela delicioso. ¡Sigue leyendo y descúbrelos!

Cuidados del recién nacido o nacida que cuidan su piel y su rico olor

Tu bebé recién nacido(a) es hermos(a), pero también muy delicado(a). Para cuidarle necesitarás toda tu atención y claro, ¡todo tu amor!

Recuerda que entre los cuidados del recién nacido o nacida, un buen aseo es lo que permite que huela delicioso y ayuda a proteger su salud en el momento más crucial: las primeras semanas de vida.

Algunas recomendaciones para el aseo diario son:

  • Cuando tu bebé acaba de nacer, es importante esperar a que su temperatura corporal se estabilice antes de limpiarle. En este momento tendrá una capa que se siente un poco grasa y de color blanco; según los expertos, no es necesario limpiarla por completo, ya que tiene propiedades curativas y protege la piel de tu recién nacido o nacida.
  • Evita usar la ducha, en cambio baña a tu bebé en una tina con agua templada. Durante las dos primeras semanas, puedes bañarle únicamente con agua tibia.
  • Cuando llegue el momento del baño, usa jabones neutros y aplícalos en pequeñas cantidades con la mano o con una esponja suave. Ten especial cuidado en la limpieza de los pliegues de tu bebé y evita que ingredientes como el yodo o el alcohol tengan contacto con su piel.
  • Todos los productos que elijas deben tener ingredientes suaves y especiales para recién nacidos o nacidas. Busca que sean hipoalergénicos y dermatológicamente comprobados.
  • Cuando la piel de tu recién nacido o nacida presenta resequedad, entonces puedes aplicar emolientes, evitando aquellos que tienen colorantes o conservantes.
  • Entre los cuidados del recién nacido o nacida, uno que merece toda tu atención es limpiar la colita de tu bebé tan pronto ensucie el pañal: hazlo de adelante y hacia atrás, con movimientos delicados.

Puedes usar toallitas húmedas libres de alcohol con Practi Corte, las cuales te permiten partir cada toallita en la mitad; esto es ideal para repasar la limpieza de la zona del pañal, ya que no debes usar la misma toallita 2 veces para limpiarle.

  • Así como es bueno evitar las temperaturas altas en tu bebé, es importante que no le expongas mucho tiempo al sol y que siempre apliques protector solar antes del baño de sol. Recuerda también abrigarle bien cuando las temperaturas bajan.
  • Elige mamelucos de algodón y que le queden holgados a tu bebé.
  • Al aplicar colonia, asegúrate de que sea especial para recién nacidos y nunca la apliques directo sobre la piel; impregna una cantidad pequeña en la ropa de tu bebé y permite que se seque bien antes de ponérsela.
  • Evitar usar talcos sobre la piel de tu bebé.¹
  • La limpieza del cordón umbilical es uno de los cuidados básicos del recién nacido o nacida. Puedes realizarla solo con gasa y agua, para cuidar que siempre esté limpio y seco.  Verás que el cordón umbilical se cae entre la segunda y la tercera semana de vida; cicatrizando entre de 3 a 5 días después.²

Aplicar estos tips te ayudará a mantener la suavidad de la piel de tu bebé y aportará a que tu pequeño o pequeña siempre tenga un delicioso olor.

Si, a pesar de aplicar estos cuidados del recién nacido o nacida, notas que el olor de tu bebé es extraño o que su piel presenta irritación, es importante que lo consultes con tu médico.

Referencias 

¹ Salcedo, S; Abizanda, C; Bautista, R y Moraga F.A. (S.f). Recién nacido: cuidado de la piel. Recuperado de https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/recien_nacido.pdf

² Rovati, L. (2019). Cuidados del recién nacido: el cordón umbilical. Bebés y más. Recuperado