¿Se le cae el cabello a tu bebé? Conoce las causas y cuidados

Inicio/Momentos/Ideas momentos con tu bebé/¿Se le cae el cabello a tu bebé? Conoce las causas y cuidados

¿Es normal la caída de cabello en mi bebé?

Es muy común encontrarnos con esta pregunta en padres primerizos, y es normal que exista algún tipo de preocupación, pues nuestro pelo es una de las partes más visibles e importantes para nosotros como seres humanos.

Lo cierto es que, al nacer, los bebés tienen un pelo muy fino, algunos tendrán más que otros, y en ocasiones, también habrá quienes no tendrán prácticamente nada de pelo, cualquiera que sea el caso de tu bebé, no debes preocuparte, pues es totalmente normal.

En algunos casos es posible que nos encontremos con alopecias (el término médico para pérdidas de pelo) en la zona trasera de la cabecita del bebé, esto se debe a que su pelo es tan fino, que la fricción reiterada con el colchón de su cuna o su almohada, hacen que este se caiga, pero a medida que tu bebé vaya creciendo, notarás que esto dejará de pasar, pues su pelo irá tomando más fuerza y se volverá más grueso, además que tu bebé pasará menos tiempo acostado. Esto suele ocurrir antes de los 6 meses de vida.

Otras posibles causas de la caída de cabello en bebés

Existen otros motivos que pueden causar que tu bebé pueda perder su pelo, pero debes tener en cuenta que estas requieren de mucha más atención y precaución, por lo que te recomendamos que si notas alguna de ellas acudas lo más pronto posible con un especialista quién se encargará de atender el caso de tu bebé de la mejor manera posible. Acá te contaremos cuáles son estas otras posibles causas.

Costra láctea

La costra láctea es una condición muy habitual que se da en los bebés. Son unas costras de color amarillento que aparecen en el cuero cabelludo y en ocasiones pueden causar la pérdida de pelo de la cabecita del bebé. Aunque esta condición puede llegar a ser bastante incómoda para tu bebé, no debes preocuparte, pues es totalmente normal, y su tratamiento es sencillo, además su pelo volverá a crecer sin ningún problema.

Conoce más sobre la costra láctea en nuestra guía para padres: Qué es la Costra láctea y como tratarla

Dermatitis seborreica

Esta es una enfermedad que afecta el cuero cabelludo, y aunque lo más común es que se dé en adultos, también puede aparecer en bebés. Esta se presenta cuando las glándulas sebáceas producen más sebo de lo normal, lo que ocasiona que se forme una capa de grasa que no permite el desarrollo del folículo piloso y en consecuencia se termina cayendo el pelo. Para esta condición lo más conveniente es visitar a un dermatólogo para que sea tratada inmediatamente y evitar que el problema empeore.

Tricotilomanía

Esta es una condición psicológica que también se presenta más en adultos, pero algunos niños también pueden desarrollarla. Se da cuando los niños, que suelen ser de un carácter nervioso, se tiran del pelo, por lo general en una misma zona, como el flequillo o la nuca, lo que hace que el pelo se debilite y termine cayéndose. Para esta condición lo mejor es consultar con un psicólogo para intentar descifrar que causa la ansiedad y encontrar métodos para controlarla.

Tiñas

Las tiñas son una clase de hongos que afectan al cuero cabelludo del bebé, estas pueden ser transmitidas al tener contacto con ciertos animales que también son portadores de estas, como perros y gatos, por lo general que son callejeros. Estos hongos producen que aparezcan zonas peladas, con pelos cortados, quebradizos y enfermos. Para tratar las tiñas se recomienda acudir al pediatra, quien recetará un tratamiento con cremas antimicóticas.

Alopecia areata

Esta es una pérdida de pelo, de la cual se desconocen sus causas, se da en una zona focalizada de la cabecita del bebé, tiene un aspecto normal sin enrojecimiento, descamación o irritación. Suele durar unos dos o tres meses, luego el pelo comenzará a crecer hasta cubrirla de nuevo. Aunque se recomienda consultar al médico, no necesita de ningún tratamiento. No se conocen las causas.

¿Cómo cuidar el cabello de tu bebé?

La primera recomendación es que no le hagas peinados como trenzas o lo cepilles con mucha fuerza, pues esto puede ocasionar y facilitar la caída de su pelo.

Muchas personas tienen la creencia de que cortarle el pelo al bebé hará que este crezca con más fuerza, pero la verdad es que no existe evidencia científica que demuestre que esto sea cierto. La verdad es que el pelo de tu bebé se desarrollará con completa normalidad se lo cortes o no.

Asegúrate de lavar su pelo con un shampoo para bebés, que no irrite sus ojitos o su piel, nosotros te recomendamos nuestra línea de Shampoo Arrurrú, los cuales cumplen con estas características y son dermatológicamente comprobados.

 

 

Referencias: